Lugares de interés y atracciones
Destino
About Bangkok
Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok está caracterizada tanto por el encanto de antaño como por la practicidad de hoy en día, a veces en un modo un tanto caótico, pero siempre con una sonrisa agradable.

Tags

How to go
-
-
-
insight Insight
general General Info.

Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok está caracterizada tanto por el encanto de antaño como por la practicidad de hoy en día, a veces en un modo un tanto caótico, pero siempre con una sonrisa agradable.

Todas las vacaciones en Tailandia incluyen siempre una visita a la capital del país, Bangkok, o a Krung Thep, “la ciudad de los ángeles” como la conocen los tailandeses. Muchos turistas que viajan a Bangkok se agobian rápidamente por las increíbles dimensiones de la ciudad y el gran numero de atracciones que Bangkok tiene para ofrecer. De hecho, hay una amplia gama de opciones para visitar en Bangkok que se extienden durante más de doscientos siglos de desarrollo veloz tras la creación de la ciudad en 1782 por el rey Rama I, el primer rey de la actual dinastía Chakri. Desde esa prometedora fecha, Bangkok se ha convertido en una ciudad cosmopolita del siglo 21 con más de 10 millones de habitantes.

A pesar de que la inmensidad de la ciudad y el caos de sus bulliciosas calles puede intimidar al principio, quienes pasan algún tiempo en Bangkok se enamoran rápidamente de las atracciones que contiene la ciudad: desde templos exóticos, que personifican la arraigada tradición budista, hasta los modernos centros comerciales, que han convertido las compras en una parte central de las vacaciones en Bangkok. Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok ofrece atracciones que satisfarán tanto a los visitantes que están simplemente de paso la ciudad como a los que se pasan todas las vacaciones en Bangkok.

Prácticamente todas las vacaciones en Bangkok incluyen una visita al Gran Palacio de Tailandia, posiblemente la principal atracción turística de Bangkok. En el centro del distrito Rattakosin de Bangkok, los relucientes chapiteles del Gran Palacio están estratégicamente situados cenca de los templos de Bangkok más espectaculares, entre los que se incluye el Templo del Buda Emerald (Wat Phra Keaw), el Tempo del Alba (Wat Arun) y Wat Po, que tiene un enorme buda reclinado y albergó la primera escuela de masajes tailandeses del país. Estos idílicos destinos son las atracciones más famosas que a donde todos los visitantes de Bangkok se dirigen para apreciar las tradiciones culturales únicas del país.

De hecho, hay más de 400 templos budistas en funcionamiento en toda la ciudad y no es extraño ver, al viajar a Bangkok, monjes con túnicas naranjas que recogen las limosnas por la mañana o que viajan por la ciudad, también por Chao Phraya, el “Río de los reyes”, que pasa por Rattakosin y el Templo del Alba.

El sinuoso Chao Phraya está conectado por varios canales por los que Bangkok ha obtenido el sobrenombre de la “Venecia del este”. Cuando viaje por Bangkok, un viaje en barco por Chao Phraya, una visita al mercado flotante o la exploración de los canales de los “callejones oscuros” de las ciudades (klongs) son en sí mismos atracciones únicas de Bangkok.

Otras de las visitas históricas y culturales obligadas de Bangkok son el Museo Nacional, la Mansión Vimanmek y el Palacio Suan Pakkad, donde podemos encontrar el arte más refinado en las casas o tesoros nacionales que valen la pena.

Más allá del distrito histórico de Bangkok, hay otras muchas atracciones que hacen que unas vacaciones en Bangkok sean agradables y memorables. Aunque los distritos modernos del “centro” en las calles Silom y Sukhumvit fueron en su tiempo una pesadilla de calor opresivo y tráfico inaguantable, ahora, con un moderno y práctico sistema de raíles eléctricos que incluye un tren elevado en las alturas y un metro, estos lugares han hecho que viajar en Bangkok sea sencillo y agradable. Al conectar directamente los hoteles y los modernos centros comerciales y los mercados tradicionales, como el bazar nocturno Suan Lum y el mercado de fin de semana Chatuchak (JJ), los sistemas de vías eléctricas MRT y BTS han elevado literalmente las compras en Bangkok a un estatus de primera clase.

Obviamente, ninguna vacación en Tailandia está completa si no se experimenta la vibrante vida nocturna del país, en la que podrá incluso el ocasional pase de elefantes por las calles de Bangkok.
Tanto si el objetivo de sus vacaciones en Tailandia es inmiscuirse en la cultura única del país como si desea simplemente gastar a lo grande en los centros comerciales de Bangkok, cuando viaja a Bangkok tiene garantizada una experiencia fascinante llena de encanto de antaño con los lujos y oportunidades de la modernidad.

En las últimas décadas, Bangkok, la capital de Tailandia, se ha convertido en una ciudad moderna, apasionante y sofisticada. Bangkok no solo le ofrece a los visitantes las amenidades modernas que se esperan de todas las ciudades cosmopolitas, sino que también posee un tesoro único de atracciones culturales. Tailandia, en el corazón del sudeste asiático, no ha sido nunca colonizado, por lo que mantiene intactos su cultura y patrimonio únicos. Bangkok le ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar de forma fascinante la cultura amable de Tailandia con el ajetreo de una gran metrópoli dinámica. Sorprende cómo esta ciudad ha tenido un éxito abrumador al combinas el mundo de lo antiguo y de lo moderno.

Para lo turistas, Bangkok tiene un sinfín de atracciones que ofrecer. La ciudad está dotada de 400 centelleantes templos budistas de gran belleza, palacio magníficos, actuaciones de danza clásica, numerosos centros comerciales y una vida tradicional todavía activa, especialmente en los canales y en el río Chao Phraya, el “Río de los Reyes”, que serpentea por toda la ciudad. Bangkok es verdaderamente la “Venecia del este”.

Sugerencias

  • Esté atento a las estafas en los tuk tuk, las joyerías y los sastres, especialmente en las zonas cercanas a las atracciones turísticas. Recuerde que los viajes gratis no existen.
  • Es mejor parar a taxis que ya estén conduciendo (la luz roja significa que está vacío). Normalmente estos utilizarán el taxímetro, mientras que los taxis aparcados exigen generalmente precios más altos o intentarán aprovecharse.
  • Durante los meses de la temporada del monzón desde junio hasta septiembre llueve frecuentemente y en mucha cantidad, especialmente por las tardes. Le recomendamos que utilice calzado adecuado y un paraguas.
  • transport Transportation

    Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok está caracterizada tanto por el encanto de antaño como por la practicidad de hoy en día, a veces en un modo un tanto caótico, pero siempre con una sonrisa agradable.

    Todas las vacaciones en Tailandia incluyen siempre una visita a la capital del país, Bangkok, o a Krung Thep, “la ciudad de los ángeles” como la conocen los tailandeses. Muchos turistas que viajan a Bangkok se agobian rápidamente por las increíbles dimensiones de la ciudad y el gran numero de atracciones que Bangkok tiene para ofrecer. De hecho, hay una amplia gama de opciones para visitar en Bangkok que se extienden durante más de doscientos siglos de desarrollo veloz tras la creación de la ciudad en 1782 por el rey Rama I, el primer rey de la actual dinastía Chakri. Desde esa prometedora fecha, Bangkok se ha convertido en una ciudad cosmopolita del siglo 21 con más de 10 millones de habitantes.

    A pesar de que la inmensidad de la ciudad y el caos de sus bulliciosas calles puede intimidar al principio, quienes pasan algún tiempo en Bangkok se enamoran rápidamente de las atracciones que contiene la ciudad: desde templos exóticos, que personifican la arraigada tradición budista, hasta los modernos centros comerciales, que han convertido las compras en una parte central de las vacaciones en Bangkok. Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok ofrece atracciones que satisfarán tanto a los visitantes que están simplemente de paso la ciudad como a los que se pasan todas las vacaciones en Bangkok.

    Prácticamente todas las vacaciones en Bangkok incluyen una visita al Gran Palacio de Tailandia, posiblemente la principal atracción turística de Bangkok. En el centro del distrito Rattakosin de Bangkok, los relucientes chapiteles del Gran Palacio están estratégicamente situados cenca de los templos de Bangkok más espectaculares, entre los que se incluye el Templo del Buda Emerald (Wat Phra Keaw), el Tempo del Alba (Wat Arun) y Wat Po, que tiene un enorme buda reclinado y albergó la primera escuela de masajes tailandeses del país. Estos idílicos destinos son las atracciones más famosas que a donde todos los visitantes de Bangkok se dirigen para apreciar las tradiciones culturales únicas del país.

    De hecho, hay más de 400 templos budistas en funcionamiento en toda la ciudad y no es extraño ver, al viajar a Bangkok, monjes con túnicas naranjas que recogen las limosnas por la mañana o que viajan por la ciudad, también por Chao Phraya, el “Río de los reyes”, que pasa por Rattakosin y el Templo del Alba.

    El sinuoso Chao Phraya está conectado por varios canales por los que Bangkok ha obtenido el sobrenombre de la “Venecia del este”. Cuando viaje por Bangkok, un viaje en barco por Chao Phraya, una visita al mercado flotante o la exploración de los canales de los “callejones oscuros” de las ciudades (klongs) son en sí mismos atracciones únicas de Bangkok.

    Otras de las visitas históricas y culturales obligadas de Bangkok son el Museo Nacional, la Mansión Vimanmek y el Palacio Suan Pakkad, donde podemos encontrar el arte más refinado en las casas o tesoros nacionales que valen la pena.

    Más allá del distrito histórico de Bangkok, hay otras muchas atracciones que hacen que unas vacaciones en Bangkok sean agradables y memorables. Aunque los distritos modernos del “centro” en las calles Silom y Sukhumvit fueron en su tiempo una pesadilla de calor opresivo y tráfico inaguantable, ahora, con un moderno y práctico sistema de raíles eléctricos que incluye un tren elevado en las alturas y un metro, estos lugares han hecho que viajar en Bangkok sea sencillo y agradable. Al conectar directamente los hoteles y los modernos centros comerciales y los mercados tradicionales, como el bazar nocturno Suan Lum y el mercado de fin de semana Chatuchak (JJ), los sistemas de vías eléctricas MRT y BTS han elevado literalmente las compras en Bangkok a un estatus de primera clase.

    Obviamente, ninguna vacación en Tailandia está completa si no se experimenta la vibrante vida nocturna del país, en la que podrá incluso el ocasional pase de elefantes por las calles de Bangkok.
    Tanto si el objetivo de sus vacaciones en Tailandia es inmiscuirse en la cultura única del país como si desea simplemente gastar a lo grande en los centros comerciales de Bangkok, cuando viaja a Bangkok tiene garantizada una experiencia fascinante llena de encanto de antaño con los lujos y oportunidades de la modernidad.

    En las últimas décadas, Bangkok, la capital de Tailandia, se ha convertido en una ciudad moderna, apasionante y sofisticada. Bangkok no solo le ofrece a los visitantes las amenidades modernas que se esperan de todas las ciudades cosmopolitas, sino que también posee un tesoro único de atracciones culturales. Tailandia, en el corazón del sudeste asiático, no ha sido nunca colonizado, por lo que mantiene intactos su cultura y patrimonio únicos. Bangkok le ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar de forma fascinante la cultura amable de Tailandia con el ajetreo de una gran metrópoli dinámica. Sorprende cómo esta ciudad ha tenido un éxito abrumador al combinas el mundo de lo antiguo y de lo moderno.

    Para lo turistas, Bangkok tiene un sinfín de atracciones que ofrecer. La ciudad está dotada de 400 centelleantes templos budistas de gran belleza, palacio magníficos, actuaciones de danza clásica, numerosos centros comerciales y una vida tradicional todavía activa, especialmente en los canales y en el río Chao Phraya, el “Río de los Reyes”, que serpentea por toda la ciudad. Bangkok es verdaderamente la “Venecia del este”.

    Sugerencias

  • Esté atento a las estafas en los tuk tuk, las joyerías y los sastres, especialmente en las zonas cercanas a las atracciones turísticas. Recuerde que los viajes gratis no existen.
  • Es mejor parar a taxis que ya estén conduciendo (la luz roja significa que está vacío). Normalmente estos utilizarán el taxímetro, mientras que los taxis aparcados exigen generalmente precios más altos o intentarán aprovecharse.
  • Durante los meses de la temporada del monzón desde junio hasta septiembre llueve frecuentemente y en mucha cantidad, especialmente por las tardes. Le recomendamos que utilice calzado adecuado y un paraguas.
  • accommodation Alojamiento

    Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok está caracterizada tanto por el encanto de antaño como por la practicidad de hoy en día, a veces en un modo un tanto caótico, pero siempre con una sonrisa agradable.

    Todas las vacaciones en Tailandia incluyen siempre una visita a la capital del país, Bangkok, o a Krung Thep, “la ciudad de los ángeles” como la conocen los tailandeses. Muchos turistas que viajan a Bangkok se agobian rápidamente por las increíbles dimensiones de la ciudad y el gran numero de atracciones que Bangkok tiene para ofrecer. De hecho, hay una amplia gama de opciones para visitar en Bangkok que se extienden durante más de doscientos siglos de desarrollo veloz tras la creación de la ciudad en 1782 por el rey Rama I, el primer rey de la actual dinastía Chakri. Desde esa prometedora fecha, Bangkok se ha convertido en una ciudad cosmopolita del siglo 21 con más de 10 millones de habitantes.

    A pesar de que la inmensidad de la ciudad y el caos de sus bulliciosas calles puede intimidar al principio, quienes pasan algún tiempo en Bangkok se enamoran rápidamente de las atracciones que contiene la ciudad: desde templos exóticos, que personifican la arraigada tradición budista, hasta los modernos centros comerciales, que han convertido las compras en una parte central de las vacaciones en Bangkok. Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok ofrece atracciones que satisfarán tanto a los visitantes que están simplemente de paso la ciudad como a los que se pasan todas las vacaciones en Bangkok.

    Prácticamente todas las vacaciones en Bangkok incluyen una visita al Gran Palacio de Tailandia, posiblemente la principal atracción turística de Bangkok. En el centro del distrito Rattakosin de Bangkok, los relucientes chapiteles del Gran Palacio están estratégicamente situados cenca de los templos de Bangkok más espectaculares, entre los que se incluye el Templo del Buda Emerald (Wat Phra Keaw), el Tempo del Alba (Wat Arun) y Wat Po, que tiene un enorme buda reclinado y albergó la primera escuela de masajes tailandeses del país. Estos idílicos destinos son las atracciones más famosas que a donde todos los visitantes de Bangkok se dirigen para apreciar las tradiciones culturales únicas del país.

    De hecho, hay más de 400 templos budistas en funcionamiento en toda la ciudad y no es extraño ver, al viajar a Bangkok, monjes con túnicas naranjas que recogen las limosnas por la mañana o que viajan por la ciudad, también por Chao Phraya, el “Río de los reyes”, que pasa por Rattakosin y el Templo del Alba.

    El sinuoso Chao Phraya está conectado por varios canales por los que Bangkok ha obtenido el sobrenombre de la “Venecia del este”. Cuando viaje por Bangkok, un viaje en barco por Chao Phraya, una visita al mercado flotante o la exploración de los canales de los “callejones oscuros” de las ciudades (klongs) son en sí mismos atracciones únicas de Bangkok.

    Otras de las visitas históricas y culturales obligadas de Bangkok son el Museo Nacional, la Mansión Vimanmek y el Palacio Suan Pakkad, donde podemos encontrar el arte más refinado en las casas o tesoros nacionales que valen la pena.

    Más allá del distrito histórico de Bangkok, hay otras muchas atracciones que hacen que unas vacaciones en Bangkok sean agradables y memorables. Aunque los distritos modernos del “centro” en las calles Silom y Sukhumvit fueron en su tiempo una pesadilla de calor opresivo y tráfico inaguantable, ahora, con un moderno y práctico sistema de raíles eléctricos que incluye un tren elevado en las alturas y un metro, estos lugares han hecho que viajar en Bangkok sea sencillo y agradable. Al conectar directamente los hoteles y los modernos centros comerciales y los mercados tradicionales, como el bazar nocturno Suan Lum y el mercado de fin de semana Chatuchak (JJ), los sistemas de vías eléctricas MRT y BTS han elevado literalmente las compras en Bangkok a un estatus de primera clase.

    Obviamente, ninguna vacación en Tailandia está completa si no se experimenta la vibrante vida nocturna del país, en la que podrá incluso el ocasional pase de elefantes por las calles de Bangkok.
    Tanto si el objetivo de sus vacaciones en Tailandia es inmiscuirse en la cultura única del país como si desea simplemente gastar a lo grande en los centros comerciales de Bangkok, cuando viaja a Bangkok tiene garantizada una experiencia fascinante llena de encanto de antaño con los lujos y oportunidades de la modernidad.

    En las últimas décadas, Bangkok, la capital de Tailandia, se ha convertido en una ciudad moderna, apasionante y sofisticada. Bangkok no solo le ofrece a los visitantes las amenidades modernas que se esperan de todas las ciudades cosmopolitas, sino que también posee un tesoro único de atracciones culturales. Tailandia, en el corazón del sudeste asiático, no ha sido nunca colonizado, por lo que mantiene intactos su cultura y patrimonio únicos. Bangkok le ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar de forma fascinante la cultura amable de Tailandia con el ajetreo de una gran metrópoli dinámica. Sorprende cómo esta ciudad ha tenido un éxito abrumador al combinas el mundo de lo antiguo y de lo moderno.

    Para lo turistas, Bangkok tiene un sinfín de atracciones que ofrecer. La ciudad está dotada de 400 centelleantes templos budistas de gran belleza, palacio magníficos, actuaciones de danza clásica, numerosos centros comerciales y una vida tradicional todavía activa, especialmente en los canales y en el río Chao Phraya, el “Río de los Reyes”, que serpentea por toda la ciudad. Bangkok es verdaderamente la “Venecia del este”.

    Sugerencias

  • Esté atento a las estafas en los tuk tuk, las joyerías y los sastres, especialmente en las zonas cercanas a las atracciones turísticas. Recuerde que los viajes gratis no existen.
  • Es mejor parar a taxis que ya estén conduciendo (la luz roja significa que está vacío). Normalmente estos utilizarán el taxímetro, mientras que los taxis aparcados exigen generalmente precios más altos o intentarán aprovecharse.
  • Durante los meses de la temporada del monzón desde junio hasta septiembre llueve frecuentemente y en mucha cantidad, especialmente por las tardes. Le recomendamos que utilice calzado adecuado y un paraguas.
  • Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok está caracterizada tanto por el encanto de antaño como por la practicidad de hoy en día, a veces en un modo un tanto caótico, pero siempre con una sonrisa agradable.

    Todas las vacaciones en Tailandia incluyen siempre una visita a la capital del país, Bangkok, o a Krung Thep, “la ciudad de los ángeles” como la conocen los tailandeses. Muchos turistas que viajan a Bangkok se agobian rápidamente por las increíbles dimensiones de la ciudad y el gran numero de atracciones que Bangkok tiene para ofrecer. De hecho, hay una amplia gama de opciones para visitar en Bangkok que se extienden durante más de doscientos siglos de desarrollo veloz tras la creación de la ciudad en 1782 por el rey Rama I, el primer rey de la actual dinastía Chakri. Desde esa prometedora fecha, Bangkok se ha convertido en una ciudad cosmopolita del siglo 21 con más de 10 millones de habitantes.

    A pesar de que la inmensidad de la ciudad y el caos de sus bulliciosas calles puede intimidar al principio, quienes pasan algún tiempo en Bangkok se enamoran rápidamente de las atracciones que contiene la ciudad: desde templos exóticos, que personifican la arraigada tradición budista, hasta los modernos centros comerciales, que han convertido las compras en una parte central de las vacaciones en Bangkok. Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok ofrece atracciones que satisfarán tanto a los visitantes que están simplemente de paso la ciudad como a los que se pasan todas las vacaciones en Bangkok.

    Prácticamente todas las vacaciones en Bangkok incluyen una visita al Gran Palacio de Tailandia, posiblemente la principal atracción turística de Bangkok. En el centro del distrito Rattakosin de Bangkok, los relucientes chapiteles del Gran Palacio están estratégicamente situados cenca de los templos de Bangkok más espectaculares, entre los que se incluye el Templo del Buda Emerald (Wat Phra Keaw), el Tempo del Alba (Wat Arun) y Wat Po, que tiene un enorme buda reclinado y albergó la primera escuela de masajes tailandeses del país. Estos idílicos destinos son las atracciones más famosas que a donde todos los visitantes de Bangkok se dirigen para apreciar las tradiciones culturales únicas del país.

    De hecho, hay más de 400 templos budistas en funcionamiento en toda la ciudad y no es extraño ver, al viajar a Bangkok, monjes con túnicas naranjas que recogen las limosnas por la mañana o que viajan por la ciudad, también por Chao Phraya, el “Río de los reyes”, que pasa por Rattakosin y el Templo del Alba.

    El sinuoso Chao Phraya está conectado por varios canales por los que Bangkok ha obtenido el sobrenombre de la “Venecia del este”. Cuando viaje por Bangkok, un viaje en barco por Chao Phraya, una visita al mercado flotante o la exploración de los canales de los “callejones oscuros” de las ciudades (klongs) son en sí mismos atracciones únicas de Bangkok.

    Otras de las visitas históricas y culturales obligadas de Bangkok son el Museo Nacional, la Mansión Vimanmek y el Palacio Suan Pakkad, donde podemos encontrar el arte más refinado en las casas o tesoros nacionales que valen la pena.

    Más allá del distrito histórico de Bangkok, hay otras muchas atracciones que hacen que unas vacaciones en Bangkok sean agradables y memorables. Aunque los distritos modernos del “centro” en las calles Silom y Sukhumvit fueron en su tiempo una pesadilla de calor opresivo y tráfico inaguantable, ahora, con un moderno y práctico sistema de raíles eléctricos que incluye un tren elevado en las alturas y un metro, estos lugares han hecho que viajar en Bangkok sea sencillo y agradable. Al conectar directamente los hoteles y los modernos centros comerciales y los mercados tradicionales, como el bazar nocturno Suan Lum y el mercado de fin de semana Chatuchak (JJ), los sistemas de vías eléctricas MRT y BTS han elevado literalmente las compras en Bangkok a un estatus de primera clase.

    Obviamente, ninguna vacación en Tailandia está completa si no se experimenta la vibrante vida nocturna del país, en la que podrá incluso el ocasional pase de elefantes por las calles de Bangkok.
    Tanto si el objetivo de sus vacaciones en Tailandia es inmiscuirse en la cultura única del país como si desea simplemente gastar a lo grande en los centros comerciales de Bangkok, cuando viaja a Bangkok tiene garantizada una experiencia fascinante llena de encanto de antaño con los lujos y oportunidades de la modernidad.

    En las últimas décadas, Bangkok, la capital de Tailandia, se ha convertido en una ciudad moderna, apasionante y sofisticada. Bangkok no solo le ofrece a los visitantes las amenidades modernas que se esperan de todas las ciudades cosmopolitas, sino que también posee un tesoro único de atracciones culturales. Tailandia, en el corazón del sudeste asiático, no ha sido nunca colonizado, por lo que mantiene intactos su cultura y patrimonio únicos. Bangkok le ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar de forma fascinante la cultura amable de Tailandia con el ajetreo de una gran metrópoli dinámica. Sorprende cómo esta ciudad ha tenido un éxito abrumador al combinas el mundo de lo antiguo y de lo moderno.

    Para lo turistas, Bangkok tiene un sinfín de atracciones que ofrecer. La ciudad está dotada de 400 centelleantes templos budistas de gran belleza, palacio magníficos, actuaciones de danza clásica, numerosos centros comerciales y una vida tradicional todavía activa, especialmente en los canales y en el río Chao Phraya, el “Río de los Reyes”, que serpentea por toda la ciudad. Bangkok es verdaderamente la “Venecia del este”.

    Sugerencias

  • Esté atento a las estafas en los tuk tuk, las joyerías y los sastres, especialmente en las zonas cercanas a las atracciones turísticas. Recuerde que los viajes gratis no existen.
  • Es mejor parar a taxis que ya estén conduciendo (la luz roja significa que está vacío). Normalmente estos utilizarán el taxímetro, mientras que los taxis aparcados exigen generalmente precios más altos o intentarán aprovecharse.
  • Durante los meses de la temporada del monzón desde junio hasta septiembre llueve frecuentemente y en mucha cantidad, especialmente por las tardes. Le recomendamos que utilice calzado adecuado y un paraguas.
  • wheretogo Adónde ir

    Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok está caracterizada tanto por el encanto de antaño como por la practicidad de hoy en día, a veces en un modo un tanto caótico, pero siempre con una sonrisa agradable.

    Todas las vacaciones en Tailandia incluyen siempre una visita a la capital del país, Bangkok, o a Krung Thep, “la ciudad de los ángeles” como la conocen los tailandeses. Muchos turistas que viajan a Bangkok se agobian rápidamente por las increíbles dimensiones de la ciudad y el gran numero de atracciones que Bangkok tiene para ofrecer. De hecho, hay una amplia gama de opciones para visitar en Bangkok que se extienden durante más de doscientos siglos de desarrollo veloz tras la creación de la ciudad en 1782 por el rey Rama I, el primer rey de la actual dinastía Chakri. Desde esa prometedora fecha, Bangkok se ha convertido en una ciudad cosmopolita del siglo 21 con más de 10 millones de habitantes.

    A pesar de que la inmensidad de la ciudad y el caos de sus bulliciosas calles puede intimidar al principio, quienes pasan algún tiempo en Bangkok se enamoran rápidamente de las atracciones que contiene la ciudad: desde templos exóticos, que personifican la arraigada tradición budista, hasta los modernos centros comerciales, que han convertido las compras en una parte central de las vacaciones en Bangkok. Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok ofrece atracciones que satisfarán tanto a los visitantes que están simplemente de paso la ciudad como a los que se pasan todas las vacaciones en Bangkok.

    Prácticamente todas las vacaciones en Bangkok incluyen una visita al Gran Palacio de Tailandia, posiblemente la principal atracción turística de Bangkok. En el centro del distrito Rattakosin de Bangkok, los relucientes chapiteles del Gran Palacio están estratégicamente situados cenca de los templos de Bangkok más espectaculares, entre los que se incluye el Templo del Buda Emerald (Wat Phra Keaw), el Tempo del Alba (Wat Arun) y Wat Po, que tiene un enorme buda reclinado y albergó la primera escuela de masajes tailandeses del país. Estos idílicos destinos son las atracciones más famosas que a donde todos los visitantes de Bangkok se dirigen para apreciar las tradiciones culturales únicas del país.

    De hecho, hay más de 400 templos budistas en funcionamiento en toda la ciudad y no es extraño ver, al viajar a Bangkok, monjes con túnicas naranjas que recogen las limosnas por la mañana o que viajan por la ciudad, también por Chao Phraya, el “Río de los reyes”, que pasa por Rattakosin y el Templo del Alba.

    El sinuoso Chao Phraya está conectado por varios canales por los que Bangkok ha obtenido el sobrenombre de la “Venecia del este”. Cuando viaje por Bangkok, un viaje en barco por Chao Phraya, una visita al mercado flotante o la exploración de los canales de los “callejones oscuros” de las ciudades (klongs) son en sí mismos atracciones únicas de Bangkok.

    Otras de las visitas históricas y culturales obligadas de Bangkok son el Museo Nacional, la Mansión Vimanmek y el Palacio Suan Pakkad, donde podemos encontrar el arte más refinado en las casas o tesoros nacionales que valen la pena.

    Más allá del distrito histórico de Bangkok, hay otras muchas atracciones que hacen que unas vacaciones en Bangkok sean agradables y memorables. Aunque los distritos modernos del “centro” en las calles Silom y Sukhumvit fueron en su tiempo una pesadilla de calor opresivo y tráfico inaguantable, ahora, con un moderno y práctico sistema de raíles eléctricos que incluye un tren elevado en las alturas y un metro, estos lugares han hecho que viajar en Bangkok sea sencillo y agradable. Al conectar directamente los hoteles y los modernos centros comerciales y los mercados tradicionales, como el bazar nocturno Suan Lum y el mercado de fin de semana Chatuchak (JJ), los sistemas de vías eléctricas MRT y BTS han elevado literalmente las compras en Bangkok a un estatus de primera clase.

    Obviamente, ninguna vacación en Tailandia está completa si no se experimenta la vibrante vida nocturna del país, en la que podrá incluso el ocasional pase de elefantes por las calles de Bangkok.
    Tanto si el objetivo de sus vacaciones en Tailandia es inmiscuirse en la cultura única del país como si desea simplemente gastar a lo grande en los centros comerciales de Bangkok, cuando viaja a Bangkok tiene garantizada una experiencia fascinante llena de encanto de antaño con los lujos y oportunidades de la modernidad.

    En las últimas décadas, Bangkok, la capital de Tailandia, se ha convertido en una ciudad moderna, apasionante y sofisticada. Bangkok no solo le ofrece a los visitantes las amenidades modernas que se esperan de todas las ciudades cosmopolitas, sino que también posee un tesoro único de atracciones culturales. Tailandia, en el corazón del sudeste asiático, no ha sido nunca colonizado, por lo que mantiene intactos su cultura y patrimonio únicos. Bangkok le ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar de forma fascinante la cultura amable de Tailandia con el ajetreo de una gran metrópoli dinámica. Sorprende cómo esta ciudad ha tenido un éxito abrumador al combinas el mundo de lo antiguo y de lo moderno.

    Para lo turistas, Bangkok tiene un sinfín de atracciones que ofrecer. La ciudad está dotada de 400 centelleantes templos budistas de gran belleza, palacio magníficos, actuaciones de danza clásica, numerosos centros comerciales y una vida tradicional todavía activa, especialmente en los canales y en el río Chao Phraya, el “Río de los Reyes”, que serpentea por toda la ciudad. Bangkok es verdaderamente la “Venecia del este”.

    Sugerencias

  • Esté atento a las estafas en los tuk tuk, las joyerías y los sastres, especialmente en las zonas cercanas a las atracciones turísticas. Recuerde que los viajes gratis no existen.
  • Es mejor parar a taxis que ya estén conduciendo (la luz roja significa que está vacío). Normalmente estos utilizarán el taxímetro, mientras que los taxis aparcados exigen generalmente precios más altos o intentarán aprovecharse.
  • Durante los meses de la temporada del monzón desde junio hasta septiembre llueve frecuentemente y en mucha cantidad, especialmente por las tardes. Le recomendamos que utilice calzado adecuado y un paraguas.
  • thingstodo Things to do

    Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok está caracterizada tanto por el encanto de antaño como por la practicidad de hoy en día, a veces en un modo un tanto caótico, pero siempre con una sonrisa agradable.

    Todas las vacaciones en Tailandia incluyen siempre una visita a la capital del país, Bangkok, o a Krung Thep, “la ciudad de los ángeles” como la conocen los tailandeses. Muchos turistas que viajan a Bangkok se agobian rápidamente por las increíbles dimensiones de la ciudad y el gran numero de atracciones que Bangkok tiene para ofrecer. De hecho, hay una amplia gama de opciones para visitar en Bangkok que se extienden durante más de doscientos siglos de desarrollo veloz tras la creación de la ciudad en 1782 por el rey Rama I, el primer rey de la actual dinastía Chakri. Desde esa prometedora fecha, Bangkok se ha convertido en una ciudad cosmopolita del siglo 21 con más de 10 millones de habitantes.

    A pesar de que la inmensidad de la ciudad y el caos de sus bulliciosas calles puede intimidar al principio, quienes pasan algún tiempo en Bangkok se enamoran rápidamente de las atracciones que contiene la ciudad: desde templos exóticos, que personifican la arraigada tradición budista, hasta los modernos centros comerciales, que han convertido las compras en una parte central de las vacaciones en Bangkok. Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok ofrece atracciones que satisfarán tanto a los visitantes que están simplemente de paso la ciudad como a los que se pasan todas las vacaciones en Bangkok.

    Prácticamente todas las vacaciones en Bangkok incluyen una visita al Gran Palacio de Tailandia, posiblemente la principal atracción turística de Bangkok. En el centro del distrito Rattakosin de Bangkok, los relucientes chapiteles del Gran Palacio están estratégicamente situados cenca de los templos de Bangkok más espectaculares, entre los que se incluye el Templo del Buda Emerald (Wat Phra Keaw), el Tempo del Alba (Wat Arun) y Wat Po, que tiene un enorme buda reclinado y albergó la primera escuela de masajes tailandeses del país. Estos idílicos destinos son las atracciones más famosas que a donde todos los visitantes de Bangkok se dirigen para apreciar las tradiciones culturales únicas del país.

    De hecho, hay más de 400 templos budistas en funcionamiento en toda la ciudad y no es extraño ver, al viajar a Bangkok, monjes con túnicas naranjas que recogen las limosnas por la mañana o que viajan por la ciudad, también por Chao Phraya, el “Río de los reyes”, que pasa por Rattakosin y el Templo del Alba.

    El sinuoso Chao Phraya está conectado por varios canales por los que Bangkok ha obtenido el sobrenombre de la “Venecia del este”. Cuando viaje por Bangkok, un viaje en barco por Chao Phraya, una visita al mercado flotante o la exploración de los canales de los “callejones oscuros” de las ciudades (klongs) son en sí mismos atracciones únicas de Bangkok.

    Otras de las visitas históricas y culturales obligadas de Bangkok son el Museo Nacional, la Mansión Vimanmek y el Palacio Suan Pakkad, donde podemos encontrar el arte más refinado en las casas o tesoros nacionales que valen la pena.

    Más allá del distrito histórico de Bangkok, hay otras muchas atracciones que hacen que unas vacaciones en Bangkok sean agradables y memorables. Aunque los distritos modernos del “centro” en las calles Silom y Sukhumvit fueron en su tiempo una pesadilla de calor opresivo y tráfico inaguantable, ahora, con un moderno y práctico sistema de raíles eléctricos que incluye un tren elevado en las alturas y un metro, estos lugares han hecho que viajar en Bangkok sea sencillo y agradable. Al conectar directamente los hoteles y los modernos centros comerciales y los mercados tradicionales, como el bazar nocturno Suan Lum y el mercado de fin de semana Chatuchak (JJ), los sistemas de vías eléctricas MRT y BTS han elevado literalmente las compras en Bangkok a un estatus de primera clase.

    Obviamente, ninguna vacación en Tailandia está completa si no se experimenta la vibrante vida nocturna del país, en la que podrá incluso el ocasional pase de elefantes por las calles de Bangkok.
    Tanto si el objetivo de sus vacaciones en Tailandia es inmiscuirse en la cultura única del país como si desea simplemente gastar a lo grande en los centros comerciales de Bangkok, cuando viaja a Bangkok tiene garantizada una experiencia fascinante llena de encanto de antaño con los lujos y oportunidades de la modernidad.

    En las últimas décadas, Bangkok, la capital de Tailandia, se ha convertido en una ciudad moderna, apasionante y sofisticada. Bangkok no solo le ofrece a los visitantes las amenidades modernas que se esperan de todas las ciudades cosmopolitas, sino que también posee un tesoro único de atracciones culturales. Tailandia, en el corazón del sudeste asiático, no ha sido nunca colonizado, por lo que mantiene intactos su cultura y patrimonio únicos. Bangkok le ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar de forma fascinante la cultura amable de Tailandia con el ajetreo de una gran metrópoli dinámica. Sorprende cómo esta ciudad ha tenido un éxito abrumador al combinas el mundo de lo antiguo y de lo moderno.

    Para lo turistas, Bangkok tiene un sinfín de atracciones que ofrecer. La ciudad está dotada de 400 centelleantes templos budistas de gran belleza, palacio magníficos, actuaciones de danza clásica, numerosos centros comerciales y una vida tradicional todavía activa, especialmente en los canales y en el río Chao Phraya, el “Río de los Reyes”, que serpentea por toda la ciudad. Bangkok es verdaderamente la “Venecia del este”.

    Sugerencias

  • Esté atento a las estafas en los tuk tuk, las joyerías y los sastres, especialmente en las zonas cercanas a las atracciones turísticas. Recuerde que los viajes gratis no existen.
  • Es mejor parar a taxis que ya estén conduciendo (la luz roja significa que está vacío). Normalmente estos utilizarán el taxímetro, mientras que los taxis aparcados exigen generalmente precios más altos o intentarán aprovecharse.
  • Durante los meses de la temporada del monzón desde junio hasta septiembre llueve frecuentemente y en mucha cantidad, especialmente por las tardes. Le recomendamos que utilice calzado adecuado y un paraguas.
  • foodanddrink Comidas y bebidas

    Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok está caracterizada tanto por el encanto de antaño como por la practicidad de hoy en día, a veces en un modo un tanto caótico, pero siempre con una sonrisa agradable.

    Todas las vacaciones en Tailandia incluyen siempre una visita a la capital del país, Bangkok, o a Krung Thep, “la ciudad de los ángeles” como la conocen los tailandeses. Muchos turistas que viajan a Bangkok se agobian rápidamente por las increíbles dimensiones de la ciudad y el gran numero de atracciones que Bangkok tiene para ofrecer. De hecho, hay una amplia gama de opciones para visitar en Bangkok que se extienden durante más de doscientos siglos de desarrollo veloz tras la creación de la ciudad en 1782 por el rey Rama I, el primer rey de la actual dinastía Chakri. Desde esa prometedora fecha, Bangkok se ha convertido en una ciudad cosmopolita del siglo 21 con más de 10 millones de habitantes.

    A pesar de que la inmensidad de la ciudad y el caos de sus bulliciosas calles puede intimidar al principio, quienes pasan algún tiempo en Bangkok se enamoran rápidamente de las atracciones que contiene la ciudad: desde templos exóticos, que personifican la arraigada tradición budista, hasta los modernos centros comerciales, que han convertido las compras en una parte central de las vacaciones en Bangkok. Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok ofrece atracciones que satisfarán tanto a los visitantes que están simplemente de paso la ciudad como a los que se pasan todas las vacaciones en Bangkok.

    Prácticamente todas las vacaciones en Bangkok incluyen una visita al Gran Palacio de Tailandia, posiblemente la principal atracción turística de Bangkok. En el centro del distrito Rattakosin de Bangkok, los relucientes chapiteles del Gran Palacio están estratégicamente situados cenca de los templos de Bangkok más espectaculares, entre los que se incluye el Templo del Buda Emerald (Wat Phra Keaw), el Tempo del Alba (Wat Arun) y Wat Po, que tiene un enorme buda reclinado y albergó la primera escuela de masajes tailandeses del país. Estos idílicos destinos son las atracciones más famosas que a donde todos los visitantes de Bangkok se dirigen para apreciar las tradiciones culturales únicas del país.

    De hecho, hay más de 400 templos budistas en funcionamiento en toda la ciudad y no es extraño ver, al viajar a Bangkok, monjes con túnicas naranjas que recogen las limosnas por la mañana o que viajan por la ciudad, también por Chao Phraya, el “Río de los reyes”, que pasa por Rattakosin y el Templo del Alba.

    El sinuoso Chao Phraya está conectado por varios canales por los que Bangkok ha obtenido el sobrenombre de la “Venecia del este”. Cuando viaje por Bangkok, un viaje en barco por Chao Phraya, una visita al mercado flotante o la exploración de los canales de los “callejones oscuros” de las ciudades (klongs) son en sí mismos atracciones únicas de Bangkok.

    Otras de las visitas históricas y culturales obligadas de Bangkok son el Museo Nacional, la Mansión Vimanmek y el Palacio Suan Pakkad, donde podemos encontrar el arte más refinado en las casas o tesoros nacionales que valen la pena.

    Más allá del distrito histórico de Bangkok, hay otras muchas atracciones que hacen que unas vacaciones en Bangkok sean agradables y memorables. Aunque los distritos modernos del “centro” en las calles Silom y Sukhumvit fueron en su tiempo una pesadilla de calor opresivo y tráfico inaguantable, ahora, con un moderno y práctico sistema de raíles eléctricos que incluye un tren elevado en las alturas y un metro, estos lugares han hecho que viajar en Bangkok sea sencillo y agradable. Al conectar directamente los hoteles y los modernos centros comerciales y los mercados tradicionales, como el bazar nocturno Suan Lum y el mercado de fin de semana Chatuchak (JJ), los sistemas de vías eléctricas MRT y BTS han elevado literalmente las compras en Bangkok a un estatus de primera clase.

    Obviamente, ninguna vacación en Tailandia está completa si no se experimenta la vibrante vida nocturna del país, en la que podrá incluso el ocasional pase de elefantes por las calles de Bangkok.
    Tanto si el objetivo de sus vacaciones en Tailandia es inmiscuirse en la cultura única del país como si desea simplemente gastar a lo grande en los centros comerciales de Bangkok, cuando viaja a Bangkok tiene garantizada una experiencia fascinante llena de encanto de antaño con los lujos y oportunidades de la modernidad.

    En las últimas décadas, Bangkok, la capital de Tailandia, se ha convertido en una ciudad moderna, apasionante y sofisticada. Bangkok no solo le ofrece a los visitantes las amenidades modernas que se esperan de todas las ciudades cosmopolitas, sino que también posee un tesoro único de atracciones culturales. Tailandia, en el corazón del sudeste asiático, no ha sido nunca colonizado, por lo que mantiene intactos su cultura y patrimonio únicos. Bangkok le ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar de forma fascinante la cultura amable de Tailandia con el ajetreo de una gran metrópoli dinámica. Sorprende cómo esta ciudad ha tenido un éxito abrumador al combinas el mundo de lo antiguo y de lo moderno.

    Para lo turistas, Bangkok tiene un sinfín de atracciones que ofrecer. La ciudad está dotada de 400 centelleantes templos budistas de gran belleza, palacio magníficos, actuaciones de danza clásica, numerosos centros comerciales y una vida tradicional todavía activa, especialmente en los canales y en el río Chao Phraya, el “Río de los Reyes”, que serpentea por toda la ciudad. Bangkok es verdaderamente la “Venecia del este”.

    Sugerencias

  • Esté atento a las estafas en los tuk tuk, las joyerías y los sastres, especialmente en las zonas cercanas a las atracciones turísticas. Recuerde que los viajes gratis no existen.
  • Es mejor parar a taxis que ya estén conduciendo (la luz roja significa que está vacío). Normalmente estos utilizarán el taxímetro, mientras que los taxis aparcados exigen generalmente precios más altos o intentarán aprovecharse.
  • Durante los meses de la temporada del monzón desde junio hasta septiembre llueve frecuentemente y en mucha cantidad, especialmente por las tardes. Le recomendamos que utilice calzado adecuado y un paraguas.
  • shopping Compras

    Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok está caracterizada tanto por el encanto de antaño como por la practicidad de hoy en día, a veces en un modo un tanto caótico, pero siempre con una sonrisa agradable.

    Todas las vacaciones en Tailandia incluyen siempre una visita a la capital del país, Bangkok, o a Krung Thep, “la ciudad de los ángeles” como la conocen los tailandeses. Muchos turistas que viajan a Bangkok se agobian rápidamente por las increíbles dimensiones de la ciudad y el gran numero de atracciones que Bangkok tiene para ofrecer. De hecho, hay una amplia gama de opciones para visitar en Bangkok que se extienden durante más de doscientos siglos de desarrollo veloz tras la creación de la ciudad en 1782 por el rey Rama I, el primer rey de la actual dinastía Chakri. Desde esa prometedora fecha, Bangkok se ha convertido en una ciudad cosmopolita del siglo 21 con más de 10 millones de habitantes.

    A pesar de que la inmensidad de la ciudad y el caos de sus bulliciosas calles puede intimidar al principio, quienes pasan algún tiempo en Bangkok se enamoran rápidamente de las atracciones que contiene la ciudad: desde templos exóticos, que personifican la arraigada tradición budista, hasta los modernos centros comerciales, que han convertido las compras en una parte central de las vacaciones en Bangkok. Como capital política, económica, cultural, culinaria y espiritual, Bangkok ofrece atracciones que satisfarán tanto a los visitantes que están simplemente de paso la ciudad como a los que se pasan todas las vacaciones en Bangkok.

    Prácticamente todas las vacaciones en Bangkok incluyen una visita al Gran Palacio de Tailandia, posiblemente la principal atracción turística de Bangkok. En el centro del distrito Rattakosin de Bangkok, los relucientes chapiteles del Gran Palacio están estratégicamente situados cenca de los templos de Bangkok más espectaculares, entre los que se incluye el Templo del Buda Emerald (Wat Phra Keaw), el Tempo del Alba (Wat Arun) y Wat Po, que tiene un enorme buda reclinado y albergó la primera escuela de masajes tailandeses del país. Estos idílicos destinos son las atracciones más famosas que a donde todos los visitantes de Bangkok se dirigen para apreciar las tradiciones culturales únicas del país.

    De hecho, hay más de 400 templos budistas en funcionamiento en toda la ciudad y no es extraño ver, al viajar a Bangkok, monjes con túnicas naranjas que recogen las limosnas por la mañana o que viajan por la ciudad, también por Chao Phraya, el “Río de los reyes”, que pasa por Rattakosin y el Templo del Alba.

    El sinuoso Chao Phraya está conectado por varios canales por los que Bangkok ha obtenido el sobrenombre de la “Venecia del este”. Cuando viaje por Bangkok, un viaje en barco por Chao Phraya, una visita al mercado flotante o la exploración de los canales de los “callejones oscuros” de las ciudades (klongs) son en sí mismos atracciones únicas de Bangkok.

    Otras de las visitas históricas y culturales obligadas de Bangkok son el Museo Nacional, la Mansión Vimanmek y el Palacio Suan Pakkad, donde podemos encontrar el arte más refinado en las casas o tesoros nacionales que valen la pena.

    Más allá del distrito histórico de Bangkok, hay otras muchas atracciones que hacen que unas vacaciones en Bangkok sean agradables y memorables. Aunque los distritos modernos del “centro” en las calles Silom y Sukhumvit fueron en su tiempo una pesadilla de calor opresivo y tráfico inaguantable, ahora, con un moderno y práctico sistema de raíles eléctricos que incluye un tren elevado en las alturas y un metro, estos lugares han hecho que viajar en Bangkok sea sencillo y agradable. Al conectar directamente los hoteles y los modernos centros comerciales y los mercados tradicionales, como el bazar nocturno Suan Lum y el mercado de fin de semana Chatuchak (JJ), los sistemas de vías eléctricas MRT y BTS han elevado literalmente las compras en Bangkok a un estatus de primera clase.

    Obviamente, ninguna vacación en Tailandia está completa si no se experimenta la vibrante vida nocturna del país, en la que podrá incluso el ocasional pase de elefantes por las calles de Bangkok.
    Tanto si el objetivo de sus vacaciones en Tailandia es inmiscuirse en la cultura única del país como si desea simplemente gastar a lo grande en los centros comerciales de Bangkok, cuando viaja a Bangkok tiene garantizada una experiencia fascinante llena de encanto de antaño con los lujos y oportunidades de la modernidad.

    En las últimas décadas, Bangkok, la capital de Tailandia, se ha convertido en una ciudad moderna, apasionante y sofisticada. Bangkok no solo le ofrece a los visitantes las amenidades modernas que se esperan de todas las ciudades cosmopolitas, sino que también posee un tesoro único de atracciones culturales. Tailandia, en el corazón del sudeste asiático, no ha sido nunca colonizado, por lo que mantiene intactos su cultura y patrimonio únicos. Bangkok le ofrece a los visitantes la oportunidad de experimentar de forma fascinante la cultura amable de Tailandia con el ajetreo de una gran metrópoli dinámica. Sorprende cómo esta ciudad ha tenido un éxito abrumador al combinas el mundo de lo antiguo y de lo moderno.

    Para lo turistas, Bangkok tiene un sinfín de atracciones que ofrecer. La ciudad está dotada de 400 centelleantes templos budistas de gran belleza, palacio magníficos, actuaciones de danza clásica, numerosos centros comerciales y una vida tradicional todavía activa, especialmente en los canales y en el río Chao Phraya, el “Río de los Reyes”, que serpentea por toda la ciudad. Bangkok es verdaderamente la “Venecia del este”.

    Sugerencias

  • Esté atento a las estafas en los tuk tuk, las joyerías y los sastres, especialmente en las zonas cercanas a las atracciones turísticas. Recuerde que los viajes gratis no existen.
  • Es mejor parar a taxis que ya estén conduciendo (la luz roja significa que está vacío). Normalmente estos utilizarán el taxímetro, mientras que los taxis aparcados exigen generalmente precios más altos o intentarán aprovecharse.
  • Durante los meses de la temporada del monzón desde junio hasta septiembre llueve frecuentemente y en mucha cantidad, especialmente por las tardes. Le recomendamos que utilice calzado adecuado y un paraguas.