Lugares de interés y atracciones
Destino
About Kanchanaburi

Debido a sus maravillosos paisajes y a su encantadora belleza, Kanchanaburi se ha convertido en un importante destino turístico, con atracciones que incluyen varias cascadas muy conocidas, cuevas habitadas en su día por hombres del neolítico, inmaculados parques nacionales, ríos mansos, bosques vírgenes y varios reservas enormes. En conjunto, todas estas atracciones ofrecen una experiencia fascinante tanto para los visitantes que vienen por primera vez como para los que vuelven de nuevo. Ya sea pesca, rafting, navegar en canoa, hacer bicicleta de montaña, observación ornitológica, mirar las estrellas, golf, excursiones en elefante y por la jungla, o incluso vivir en una balsa de bambú, Kanchanaburi se enorgullece de ofrecerlo todo.

Tags

How to go
-
-
-
insight Insight
general General Info.

Debido a sus maravillosos paisajes y a su encantadora belleza, Kanchanaburi se ha convertido en un importante destino turístico, con atracciones que incluyen varias cascadas muy conocidas, cuevas habitadas en su día por hombres del neolítico, inmaculados parques nacionales, ríos mansos, bosques vírgenes y varios reservas enormes. En conjunto, todas estas atracciones ofrecen una experiencia fascinante tanto para los visitantes que vienen por primera vez como para los que vuelven de nuevo. Ya sea pesca, rafting, navegar en canoa, hacer bicicleta de montaña, observación ornitológica, mirar las estrellas, golf, excursiones en elefante y por la jungla, o incluso vivir en una balsa de bambú, Kanchanaburi se enorgullece de ofrecerlo todo.

En el norte y en el oeste de Kanchanaburi, el terreno esta compuesto mayormente por montañas y altas planicies, con la cordillera de Thanon Thongchai actuando de barrera natural entre Tailandia y Birmania. En la cordillera está el nacimiento de los dos ríos más importantes de Kanchanaburi, el Maenam Khwae Noi (Pequeño Río Kwai) y el Maenam Khwae Yai (Gran Río Kwai), que forman el famoso Maenam Mae Klong. Gracias a estos dos importantes ríos y a tres reservas de las más grandes de Tailandia, Kanchanaburi tiene varias de las Namtok (cascadas) más grandes de Tailandia, así como numerosos santuarios naturales.

La mayor atracción natural de Kanchanaburi es posiblemente el Paso de las Tres Pagodas, una interrupción de la cordillera Thanon Thongchai que divide Tailandia y Birmania.  Siguiendo una ruta comercial por tierra desde la India, se cree que el budismo llegó a Tailandia sobre el siglo III por este camino. La provincia y el paso fueron controlados por el jemer de Angkor en el siglo XIII, quien construyó una fortaleza aquí (se ha construido un templo jemer de esta época como atracción turística). El reino de Ayutthaya también construyó una guarnición militar por la zona, a pesar de que era por el paso por donde normalmente invadían los birmanos al Siam y finalmente, arrasaron la capital de Ayutthaya. En la II Guerra Mundial, los japoneses construyeron una línea de ferrocarril en el paso usando trabajadores forzados, incluidos prisioneros de guerra occidentales. Conocido después como ‘el tren de la muerte’, la línea de ferrocarril pasaba por el tristemente célebre puente que cruzaba el Río Kwai, protagonista de una película de escaso rigor histórico que gano un Oscar a la mejor película. La zona del Paso de las Tres Pagodas también es el hogar de numerosas tribus de montaña y de otros grupos minoritarios que viven en la zona como refugiados sin país y sin ciudadanía ni en un país ni en el otro. Para los visitantes, es posible obtener visados temporales de un día para cruzar la frontera, ver un poco de Birmania y poder comprar algunos recuerdos exóticos. 

La cuidad de Kanchanaburi está situada en el punto donde se unen los ríos Khwae Noi y Khwae Yai y forman el Maenam Mae Klong. El conocido ‘Tren da la Muerte’ atravesaba el pueblo, cerca de donde está el puente sobre el río Kwai. En las cercanías del reconstruido puente hay monumentos como un cementerio de guerra para los aliados y un museo de guerra.

En lo concerniente a la economía, Kanchanaburi ha prosperado todos estos últimos años. Entre las industrias importantes se incluyen el azúcar, los productos agrícolas y las joyas. El turismo también es una fuente principal de ingresos para los locales, a pesar de que la mayoría está involucrado en actividades agrícolas. La población de la provincia está conformada por tribus Thai, Mon y Karen, la mayoría de los cuales son gente que vive en el campo y disfruta viviendo de forma simple y respetando la naturaleza. Además, todavía hoy en día se toca música y realizan bailes folclóricos que se remontan al menos a 500 años atrás.
A solamente dos horas de Bangkok, es posible acceder a Kanchanaburi por carretera o tren, el cual incluye viajes de atractivo turístico durante el día los fines de semana y festivos; estos trenes especiales para los fines de semana poseen un precio razonable y permiten aventuras sin problemas y agradables. Incluso el clima de Kanchanaburi, fresco gracias a la altitud, los bosques y los ríos, es un grato respiro al calor y la congestión de la cercana capital.

La ciudad de Kanchanaburi, la capital de la provincia de Kanchanaburi, es una ciudad turística popular; pintoresca y digna de visitar por derecho propio, frecuentemente es visitada como base de operaciones para la exploración de las muchas atracciones culturales, naturales e históricas de la zona rural circundante. Ubicada en la confluencia de los ríos Kwai Noi y Kwai Yai Rivers, Kanchanaburi se encuentra en el origen del río Mae Klong, y estas majestuosas masas de agua son características propias de la ciudad.

La ciudad original de Kanchanaburi fue fundada por el Rey Rama I como primera línea de defensa contra los birmanos, que creía que podrían usar la vieja ruta de invasión a través del Paso de las Tres Pagodas en la frontera de Siam-Myanmar. Según la mayoría de los historiadores, la antigua ciudad de Kanchanaburi estaba ubicada cerca de Ban Lat Ya, una pequeña ciudad situada aproximadamente 16 kilómetros al norte de la ciudad actual. La capital provincial actual es una ciudad relativamente nueva, construida por el Rey Rama III en 1833.

La ciudad misma es un lugar para relajarse, admirar el agua desde las riberas del río, dentro de una casa flotante o uno de los restaurant a las orillas de del mismo. A muchos visitantes les gusta descansar a lo largo del río con una bebida fresca y un buen libro. Muchos de ellos en principio vienen aquí solo un par de días, pero se quedan semanas para explorar todas las atracciones de la zona rural circundante. Además de visitar las espectaculares cascadas, los exuberantes bosques y las tres reservas más grandes de Tailandia, hacer rafting en aguas bravas, hacer senderismo en elefante y jugar al golf son actividades populares entre los visitantes. Kanchanaburi es un excelente destino turístico para los amantes de la naturaleza.

transport Transportation

Debido a sus maravillosos paisajes y a su encantadora belleza, Kanchanaburi se ha convertido en un importante destino turístico, con atracciones que incluyen varias cascadas muy conocidas, cuevas habitadas en su día por hombres del neolítico, inmaculados parques nacionales, ríos mansos, bosques vírgenes y varios reservas enormes. En conjunto, todas estas atracciones ofrecen una experiencia fascinante tanto para los visitantes que vienen por primera vez como para los que vuelven de nuevo. Ya sea pesca, rafting, navegar en canoa, hacer bicicleta de montaña, observación ornitológica, mirar las estrellas, golf, excursiones en elefante y por la jungla, o incluso vivir en una balsa de bambú, Kanchanaburi se enorgullece de ofrecerlo todo.

En el norte y en el oeste de Kanchanaburi, el terreno esta compuesto mayormente por montañas y altas planicies, con la cordillera de Thanon Thongchai actuando de barrera natural entre Tailandia y Birmania. En la cordillera está el nacimiento de los dos ríos más importantes de Kanchanaburi, el Maenam Khwae Noi (Pequeño Río Kwai) y el Maenam Khwae Yai (Gran Río Kwai), que forman el famoso Maenam Mae Klong. Gracias a estos dos importantes ríos y a tres reservas de las más grandes de Tailandia, Kanchanaburi tiene varias de las Namtok (cascadas) más grandes de Tailandia, así como numerosos santuarios naturales.

La mayor atracción natural de Kanchanaburi es posiblemente el Paso de las Tres Pagodas, una interrupción de la cordillera Thanon Thongchai que divide Tailandia y Birmania.  Siguiendo una ruta comercial por tierra desde la India, se cree que el budismo llegó a Tailandia sobre el siglo III por este camino. La provincia y el paso fueron controlados por el jemer de Angkor en el siglo XIII, quien construyó una fortaleza aquí (se ha construido un templo jemer de esta época como atracción turística). El reino de Ayutthaya también construyó una guarnición militar por la zona, a pesar de que era por el paso por donde normalmente invadían los birmanos al Siam y finalmente, arrasaron la capital de Ayutthaya. En la II Guerra Mundial, los japoneses construyeron una línea de ferrocarril en el paso usando trabajadores forzados, incluidos prisioneros de guerra occidentales. Conocido después como ‘el tren de la muerte’, la línea de ferrocarril pasaba por el tristemente célebre puente que cruzaba el Río Kwai, protagonista de una película de escaso rigor histórico que gano un Oscar a la mejor película. La zona del Paso de las Tres Pagodas también es el hogar de numerosas tribus de montaña y de otros grupos minoritarios que viven en la zona como refugiados sin país y sin ciudadanía ni en un país ni en el otro. Para los visitantes, es posible obtener visados temporales de un día para cruzar la frontera, ver un poco de Birmania y poder comprar algunos recuerdos exóticos. 

La cuidad de Kanchanaburi está situada en el punto donde se unen los ríos Khwae Noi y Khwae Yai y forman el Maenam Mae Klong. El conocido ‘Tren da la Muerte’ atravesaba el pueblo, cerca de donde está el puente sobre el río Kwai. En las cercanías del reconstruido puente hay monumentos como un cementerio de guerra para los aliados y un museo de guerra.

En lo concerniente a la economía, Kanchanaburi ha prosperado todos estos últimos años. Entre las industrias importantes se incluyen el azúcar, los productos agrícolas y las joyas. El turismo también es una fuente principal de ingresos para los locales, a pesar de que la mayoría está involucrado en actividades agrícolas. La población de la provincia está conformada por tribus Thai, Mon y Karen, la mayoría de los cuales son gente que vive en el campo y disfruta viviendo de forma simple y respetando la naturaleza. Además, todavía hoy en día se toca música y realizan bailes folclóricos que se remontan al menos a 500 años atrás.
A solamente dos horas de Bangkok, es posible acceder a Kanchanaburi por carretera o tren, el cual incluye viajes de atractivo turístico durante el día los fines de semana y festivos; estos trenes especiales para los fines de semana poseen un precio razonable y permiten aventuras sin problemas y agradables. Incluso el clima de Kanchanaburi, fresco gracias a la altitud, los bosques y los ríos, es un grato respiro al calor y la congestión de la cercana capital.

La ciudad de Kanchanaburi, la capital de la provincia de Kanchanaburi, es una ciudad turística popular; pintoresca y digna de visitar por derecho propio, frecuentemente es visitada como base de operaciones para la exploración de las muchas atracciones culturales, naturales e históricas de la zona rural circundante. Ubicada en la confluencia de los ríos Kwai Noi y Kwai Yai Rivers, Kanchanaburi se encuentra en el origen del río Mae Klong, y estas majestuosas masas de agua son características propias de la ciudad.

La ciudad original de Kanchanaburi fue fundada por el Rey Rama I como primera línea de defensa contra los birmanos, que creía que podrían usar la vieja ruta de invasión a través del Paso de las Tres Pagodas en la frontera de Siam-Myanmar. Según la mayoría de los historiadores, la antigua ciudad de Kanchanaburi estaba ubicada cerca de Ban Lat Ya, una pequeña ciudad situada aproximadamente 16 kilómetros al norte de la ciudad actual. La capital provincial actual es una ciudad relativamente nueva, construida por el Rey Rama III en 1833.

La ciudad misma es un lugar para relajarse, admirar el agua desde las riberas del río, dentro de una casa flotante o uno de los restaurant a las orillas de del mismo. A muchos visitantes les gusta descansar a lo largo del río con una bebida fresca y un buen libro. Muchos de ellos en principio vienen aquí solo un par de días, pero se quedan semanas para explorar todas las atracciones de la zona rural circundante. Además de visitar las espectaculares cascadas, los exuberantes bosques y las tres reservas más grandes de Tailandia, hacer rafting en aguas bravas, hacer senderismo en elefante y jugar al golf son actividades populares entre los visitantes. Kanchanaburi es un excelente destino turístico para los amantes de la naturaleza.

accommodation Alojamiento

Debido a sus maravillosos paisajes y a su encantadora belleza, Kanchanaburi se ha convertido en un importante destino turístico, con atracciones que incluyen varias cascadas muy conocidas, cuevas habitadas en su día por hombres del neolítico, inmaculados parques nacionales, ríos mansos, bosques vírgenes y varios reservas enormes. En conjunto, todas estas atracciones ofrecen una experiencia fascinante tanto para los visitantes que vienen por primera vez como para los que vuelven de nuevo. Ya sea pesca, rafting, navegar en canoa, hacer bicicleta de montaña, observación ornitológica, mirar las estrellas, golf, excursiones en elefante y por la jungla, o incluso vivir en una balsa de bambú, Kanchanaburi se enorgullece de ofrecerlo todo.

En el norte y en el oeste de Kanchanaburi, el terreno esta compuesto mayormente por montañas y altas planicies, con la cordillera de Thanon Thongchai actuando de barrera natural entre Tailandia y Birmania. En la cordillera está el nacimiento de los dos ríos más importantes de Kanchanaburi, el Maenam Khwae Noi (Pequeño Río Kwai) y el Maenam Khwae Yai (Gran Río Kwai), que forman el famoso Maenam Mae Klong. Gracias a estos dos importantes ríos y a tres reservas de las más grandes de Tailandia, Kanchanaburi tiene varias de las Namtok (cascadas) más grandes de Tailandia, así como numerosos santuarios naturales.

La mayor atracción natural de Kanchanaburi es posiblemente el Paso de las Tres Pagodas, una interrupción de la cordillera Thanon Thongchai que divide Tailandia y Birmania.  Siguiendo una ruta comercial por tierra desde la India, se cree que el budismo llegó a Tailandia sobre el siglo III por este camino. La provincia y el paso fueron controlados por el jemer de Angkor en el siglo XIII, quien construyó una fortaleza aquí (se ha construido un templo jemer de esta época como atracción turística). El reino de Ayutthaya también construyó una guarnición militar por la zona, a pesar de que era por el paso por donde normalmente invadían los birmanos al Siam y finalmente, arrasaron la capital de Ayutthaya. En la II Guerra Mundial, los japoneses construyeron una línea de ferrocarril en el paso usando trabajadores forzados, incluidos prisioneros de guerra occidentales. Conocido después como ‘el tren de la muerte’, la línea de ferrocarril pasaba por el tristemente célebre puente que cruzaba el Río Kwai, protagonista de una película de escaso rigor histórico que gano un Oscar a la mejor película. La zona del Paso de las Tres Pagodas también es el hogar de numerosas tribus de montaña y de otros grupos minoritarios que viven en la zona como refugiados sin país y sin ciudadanía ni en un país ni en el otro. Para los visitantes, es posible obtener visados temporales de un día para cruzar la frontera, ver un poco de Birmania y poder comprar algunos recuerdos exóticos. 

La cuidad de Kanchanaburi está situada en el punto donde se unen los ríos Khwae Noi y Khwae Yai y forman el Maenam Mae Klong. El conocido ‘Tren da la Muerte’ atravesaba el pueblo, cerca de donde está el puente sobre el río Kwai. En las cercanías del reconstruido puente hay monumentos como un cementerio de guerra para los aliados y un museo de guerra.

En lo concerniente a la economía, Kanchanaburi ha prosperado todos estos últimos años. Entre las industrias importantes se incluyen el azúcar, los productos agrícolas y las joyas. El turismo también es una fuente principal de ingresos para los locales, a pesar de que la mayoría está involucrado en actividades agrícolas. La población de la provincia está conformada por tribus Thai, Mon y Karen, la mayoría de los cuales son gente que vive en el campo y disfruta viviendo de forma simple y respetando la naturaleza. Además, todavía hoy en día se toca música y realizan bailes folclóricos que se remontan al menos a 500 años atrás.
A solamente dos horas de Bangkok, es posible acceder a Kanchanaburi por carretera o tren, el cual incluye viajes de atractivo turístico durante el día los fines de semana y festivos; estos trenes especiales para los fines de semana poseen un precio razonable y permiten aventuras sin problemas y agradables. Incluso el clima de Kanchanaburi, fresco gracias a la altitud, los bosques y los ríos, es un grato respiro al calor y la congestión de la cercana capital.

La ciudad de Kanchanaburi, la capital de la provincia de Kanchanaburi, es una ciudad turística popular; pintoresca y digna de visitar por derecho propio, frecuentemente es visitada como base de operaciones para la exploración de las muchas atracciones culturales, naturales e históricas de la zona rural circundante. Ubicada en la confluencia de los ríos Kwai Noi y Kwai Yai Rivers, Kanchanaburi se encuentra en el origen del río Mae Klong, y estas majestuosas masas de agua son características propias de la ciudad.

La ciudad original de Kanchanaburi fue fundada por el Rey Rama I como primera línea de defensa contra los birmanos, que creía que podrían usar la vieja ruta de invasión a través del Paso de las Tres Pagodas en la frontera de Siam-Myanmar. Según la mayoría de los historiadores, la antigua ciudad de Kanchanaburi estaba ubicada cerca de Ban Lat Ya, una pequeña ciudad situada aproximadamente 16 kilómetros al norte de la ciudad actual. La capital provincial actual es una ciudad relativamente nueva, construida por el Rey Rama III en 1833.

La ciudad misma es un lugar para relajarse, admirar el agua desde las riberas del río, dentro de una casa flotante o uno de los restaurant a las orillas de del mismo. A muchos visitantes les gusta descansar a lo largo del río con una bebida fresca y un buen libro. Muchos de ellos en principio vienen aquí solo un par de días, pero se quedan semanas para explorar todas las atracciones de la zona rural circundante. Además de visitar las espectaculares cascadas, los exuberantes bosques y las tres reservas más grandes de Tailandia, hacer rafting en aguas bravas, hacer senderismo en elefante y jugar al golf son actividades populares entre los visitantes. Kanchanaburi es un excelente destino turístico para los amantes de la naturaleza.

Debido a sus maravillosos paisajes y a su encantadora belleza, Kanchanaburi se ha convertido en un importante destino turístico, con atracciones que incluyen varias cascadas muy conocidas, cuevas habitadas en su día por hombres del neolítico, inmaculados parques nacionales, ríos mansos, bosques vírgenes y varios reservas enormes. En conjunto, todas estas atracciones ofrecen una experiencia fascinante tanto para los visitantes que vienen por primera vez como para los que vuelven de nuevo. Ya sea pesca, rafting, navegar en canoa, hacer bicicleta de montaña, observación ornitológica, mirar las estrellas, golf, excursiones en elefante y por la jungla, o incluso vivir en una balsa de bambú, Kanchanaburi se enorgullece de ofrecerlo todo.

En el norte y en el oeste de Kanchanaburi, el terreno esta compuesto mayormente por montañas y altas planicies, con la cordillera de Thanon Thongchai actuando de barrera natural entre Tailandia y Birmania. En la cordillera está el nacimiento de los dos ríos más importantes de Kanchanaburi, el Maenam Khwae Noi (Pequeño Río Kwai) y el Maenam Khwae Yai (Gran Río Kwai), que forman el famoso Maenam Mae Klong. Gracias a estos dos importantes ríos y a tres reservas de las más grandes de Tailandia, Kanchanaburi tiene varias de las Namtok (cascadas) más grandes de Tailandia, así como numerosos santuarios naturales.

La mayor atracción natural de Kanchanaburi es posiblemente el Paso de las Tres Pagodas, una interrupción de la cordillera Thanon Thongchai que divide Tailandia y Birmania.  Siguiendo una ruta comercial por tierra desde la India, se cree que el budismo llegó a Tailandia sobre el siglo III por este camino. La provincia y el paso fueron controlados por el jemer de Angkor en el siglo XIII, quien construyó una fortaleza aquí (se ha construido un templo jemer de esta época como atracción turística). El reino de Ayutthaya también construyó una guarnición militar por la zona, a pesar de que era por el paso por donde normalmente invadían los birmanos al Siam y finalmente, arrasaron la capital de Ayutthaya. En la II Guerra Mundial, los japoneses construyeron una línea de ferrocarril en el paso usando trabajadores forzados, incluidos prisioneros de guerra occidentales. Conocido después como ‘el tren de la muerte’, la línea de ferrocarril pasaba por el tristemente célebre puente que cruzaba el Río Kwai, protagonista de una película de escaso rigor histórico que gano un Oscar a la mejor película. La zona del Paso de las Tres Pagodas también es el hogar de numerosas tribus de montaña y de otros grupos minoritarios que viven en la zona como refugiados sin país y sin ciudadanía ni en un país ni en el otro. Para los visitantes, es posible obtener visados temporales de un día para cruzar la frontera, ver un poco de Birmania y poder comprar algunos recuerdos exóticos. 

La cuidad de Kanchanaburi está situada en el punto donde se unen los ríos Khwae Noi y Khwae Yai y forman el Maenam Mae Klong. El conocido ‘Tren da la Muerte’ atravesaba el pueblo, cerca de donde está el puente sobre el río Kwai. En las cercanías del reconstruido puente hay monumentos como un cementerio de guerra para los aliados y un museo de guerra.

En lo concerniente a la economía, Kanchanaburi ha prosperado todos estos últimos años. Entre las industrias importantes se incluyen el azúcar, los productos agrícolas y las joyas. El turismo también es una fuente principal de ingresos para los locales, a pesar de que la mayoría está involucrado en actividades agrícolas. La población de la provincia está conformada por tribus Thai, Mon y Karen, la mayoría de los cuales son gente que vive en el campo y disfruta viviendo de forma simple y respetando la naturaleza. Además, todavía hoy en día se toca música y realizan bailes folclóricos que se remontan al menos a 500 años atrás.
A solamente dos horas de Bangkok, es posible acceder a Kanchanaburi por carretera o tren, el cual incluye viajes de atractivo turístico durante el día los fines de semana y festivos; estos trenes especiales para los fines de semana poseen un precio razonable y permiten aventuras sin problemas y agradables. Incluso el clima de Kanchanaburi, fresco gracias a la altitud, los bosques y los ríos, es un grato respiro al calor y la congestión de la cercana capital.

La ciudad de Kanchanaburi, la capital de la provincia de Kanchanaburi, es una ciudad turística popular; pintoresca y digna de visitar por derecho propio, frecuentemente es visitada como base de operaciones para la exploración de las muchas atracciones culturales, naturales e históricas de la zona rural circundante. Ubicada en la confluencia de los ríos Kwai Noi y Kwai Yai Rivers, Kanchanaburi se encuentra en el origen del río Mae Klong, y estas majestuosas masas de agua son características propias de la ciudad.

La ciudad original de Kanchanaburi fue fundada por el Rey Rama I como primera línea de defensa contra los birmanos, que creía que podrían usar la vieja ruta de invasión a través del Paso de las Tres Pagodas en la frontera de Siam-Myanmar. Según la mayoría de los historiadores, la antigua ciudad de Kanchanaburi estaba ubicada cerca de Ban Lat Ya, una pequeña ciudad situada aproximadamente 16 kilómetros al norte de la ciudad actual. La capital provincial actual es una ciudad relativamente nueva, construida por el Rey Rama III en 1833.

La ciudad misma es un lugar para relajarse, admirar el agua desde las riberas del río, dentro de una casa flotante o uno de los restaurant a las orillas de del mismo. A muchos visitantes les gusta descansar a lo largo del río con una bebida fresca y un buen libro. Muchos de ellos en principio vienen aquí solo un par de días, pero se quedan semanas para explorar todas las atracciones de la zona rural circundante. Además de visitar las espectaculares cascadas, los exuberantes bosques y las tres reservas más grandes de Tailandia, hacer rafting en aguas bravas, hacer senderismo en elefante y jugar al golf son actividades populares entre los visitantes. Kanchanaburi es un excelente destino turístico para los amantes de la naturaleza.

wheretogo Adónde ir

Debido a sus maravillosos paisajes y a su encantadora belleza, Kanchanaburi se ha convertido en un importante destino turístico, con atracciones que incluyen varias cascadas muy conocidas, cuevas habitadas en su día por hombres del neolítico, inmaculados parques nacionales, ríos mansos, bosques vírgenes y varios reservas enormes. En conjunto, todas estas atracciones ofrecen una experiencia fascinante tanto para los visitantes que vienen por primera vez como para los que vuelven de nuevo. Ya sea pesca, rafting, navegar en canoa, hacer bicicleta de montaña, observación ornitológica, mirar las estrellas, golf, excursiones en elefante y por la jungla, o incluso vivir en una balsa de bambú, Kanchanaburi se enorgullece de ofrecerlo todo.

En el norte y en el oeste de Kanchanaburi, el terreno esta compuesto mayormente por montañas y altas planicies, con la cordillera de Thanon Thongchai actuando de barrera natural entre Tailandia y Birmania. En la cordillera está el nacimiento de los dos ríos más importantes de Kanchanaburi, el Maenam Khwae Noi (Pequeño Río Kwai) y el Maenam Khwae Yai (Gran Río Kwai), que forman el famoso Maenam Mae Klong. Gracias a estos dos importantes ríos y a tres reservas de las más grandes de Tailandia, Kanchanaburi tiene varias de las Namtok (cascadas) más grandes de Tailandia, así como numerosos santuarios naturales.

La mayor atracción natural de Kanchanaburi es posiblemente el Paso de las Tres Pagodas, una interrupción de la cordillera Thanon Thongchai que divide Tailandia y Birmania.  Siguiendo una ruta comercial por tierra desde la India, se cree que el budismo llegó a Tailandia sobre el siglo III por este camino. La provincia y el paso fueron controlados por el jemer de Angkor en el siglo XIII, quien construyó una fortaleza aquí (se ha construido un templo jemer de esta época como atracción turística). El reino de Ayutthaya también construyó una guarnición militar por la zona, a pesar de que era por el paso por donde normalmente invadían los birmanos al Siam y finalmente, arrasaron la capital de Ayutthaya. En la II Guerra Mundial, los japoneses construyeron una línea de ferrocarril en el paso usando trabajadores forzados, incluidos prisioneros de guerra occidentales. Conocido después como ‘el tren de la muerte’, la línea de ferrocarril pasaba por el tristemente célebre puente que cruzaba el Río Kwai, protagonista de una película de escaso rigor histórico que gano un Oscar a la mejor película. La zona del Paso de las Tres Pagodas también es el hogar de numerosas tribus de montaña y de otros grupos minoritarios que viven en la zona como refugiados sin país y sin ciudadanía ni en un país ni en el otro. Para los visitantes, es posible obtener visados temporales de un día para cruzar la frontera, ver un poco de Birmania y poder comprar algunos recuerdos exóticos. 

La cuidad de Kanchanaburi está situada en el punto donde se unen los ríos Khwae Noi y Khwae Yai y forman el Maenam Mae Klong. El conocido ‘Tren da la Muerte’ atravesaba el pueblo, cerca de donde está el puente sobre el río Kwai. En las cercanías del reconstruido puente hay monumentos como un cementerio de guerra para los aliados y un museo de guerra.

En lo concerniente a la economía, Kanchanaburi ha prosperado todos estos últimos años. Entre las industrias importantes se incluyen el azúcar, los productos agrícolas y las joyas. El turismo también es una fuente principal de ingresos para los locales, a pesar de que la mayoría está involucrado en actividades agrícolas. La población de la provincia está conformada por tribus Thai, Mon y Karen, la mayoría de los cuales son gente que vive en el campo y disfruta viviendo de forma simple y respetando la naturaleza. Además, todavía hoy en día se toca música y realizan bailes folclóricos que se remontan al menos a 500 años atrás.
A solamente dos horas de Bangkok, es posible acceder a Kanchanaburi por carretera o tren, el cual incluye viajes de atractivo turístico durante el día los fines de semana y festivos; estos trenes especiales para los fines de semana poseen un precio razonable y permiten aventuras sin problemas y agradables. Incluso el clima de Kanchanaburi, fresco gracias a la altitud, los bosques y los ríos, es un grato respiro al calor y la congestión de la cercana capital.

La ciudad de Kanchanaburi, la capital de la provincia de Kanchanaburi, es una ciudad turística popular; pintoresca y digna de visitar por derecho propio, frecuentemente es visitada como base de operaciones para la exploración de las muchas atracciones culturales, naturales e históricas de la zona rural circundante. Ubicada en la confluencia de los ríos Kwai Noi y Kwai Yai Rivers, Kanchanaburi se encuentra en el origen del río Mae Klong, y estas majestuosas masas de agua son características propias de la ciudad.

La ciudad original de Kanchanaburi fue fundada por el Rey Rama I como primera línea de defensa contra los birmanos, que creía que podrían usar la vieja ruta de invasión a través del Paso de las Tres Pagodas en la frontera de Siam-Myanmar. Según la mayoría de los historiadores, la antigua ciudad de Kanchanaburi estaba ubicada cerca de Ban Lat Ya, una pequeña ciudad situada aproximadamente 16 kilómetros al norte de la ciudad actual. La capital provincial actual es una ciudad relativamente nueva, construida por el Rey Rama III en 1833.

La ciudad misma es un lugar para relajarse, admirar el agua desde las riberas del río, dentro de una casa flotante o uno de los restaurant a las orillas de del mismo. A muchos visitantes les gusta descansar a lo largo del río con una bebida fresca y un buen libro. Muchos de ellos en principio vienen aquí solo un par de días, pero se quedan semanas para explorar todas las atracciones de la zona rural circundante. Además de visitar las espectaculares cascadas, los exuberantes bosques y las tres reservas más grandes de Tailandia, hacer rafting en aguas bravas, hacer senderismo en elefante y jugar al golf son actividades populares entre los visitantes. Kanchanaburi es un excelente destino turístico para los amantes de la naturaleza.

thingstodo Things to do

Debido a sus maravillosos paisajes y a su encantadora belleza, Kanchanaburi se ha convertido en un importante destino turístico, con atracciones que incluyen varias cascadas muy conocidas, cuevas habitadas en su día por hombres del neolítico, inmaculados parques nacionales, ríos mansos, bosques vírgenes y varios reservas enormes. En conjunto, todas estas atracciones ofrecen una experiencia fascinante tanto para los visitantes que vienen por primera vez como para los que vuelven de nuevo. Ya sea pesca, rafting, navegar en canoa, hacer bicicleta de montaña, observación ornitológica, mirar las estrellas, golf, excursiones en elefante y por la jungla, o incluso vivir en una balsa de bambú, Kanchanaburi se enorgullece de ofrecerlo todo.

En el norte y en el oeste de Kanchanaburi, el terreno esta compuesto mayormente por montañas y altas planicies, con la cordillera de Thanon Thongchai actuando de barrera natural entre Tailandia y Birmania. En la cordillera está el nacimiento de los dos ríos más importantes de Kanchanaburi, el Maenam Khwae Noi (Pequeño Río Kwai) y el Maenam Khwae Yai (Gran Río Kwai), que forman el famoso Maenam Mae Klong. Gracias a estos dos importantes ríos y a tres reservas de las más grandes de Tailandia, Kanchanaburi tiene varias de las Namtok (cascadas) más grandes de Tailandia, así como numerosos santuarios naturales.

La mayor atracción natural de Kanchanaburi es posiblemente el Paso de las Tres Pagodas, una interrupción de la cordillera Thanon Thongchai que divide Tailandia y Birmania.  Siguiendo una ruta comercial por tierra desde la India, se cree que el budismo llegó a Tailandia sobre el siglo III por este camino. La provincia y el paso fueron controlados por el jemer de Angkor en el siglo XIII, quien construyó una fortaleza aquí (se ha construido un templo jemer de esta época como atracción turística). El reino de Ayutthaya también construyó una guarnición militar por la zona, a pesar de que era por el paso por donde normalmente invadían los birmanos al Siam y finalmente, arrasaron la capital de Ayutthaya. En la II Guerra Mundial, los japoneses construyeron una línea de ferrocarril en el paso usando trabajadores forzados, incluidos prisioneros de guerra occidentales. Conocido después como ‘el tren de la muerte’, la línea de ferrocarril pasaba por el tristemente célebre puente que cruzaba el Río Kwai, protagonista de una película de escaso rigor histórico que gano un Oscar a la mejor película. La zona del Paso de las Tres Pagodas también es el hogar de numerosas tribus de montaña y de otros grupos minoritarios que viven en la zona como refugiados sin país y sin ciudadanía ni en un país ni en el otro. Para los visitantes, es posible obtener visados temporales de un día para cruzar la frontera, ver un poco de Birmania y poder comprar algunos recuerdos exóticos. 

La cuidad de Kanchanaburi está situada en el punto donde se unen los ríos Khwae Noi y Khwae Yai y forman el Maenam Mae Klong. El conocido ‘Tren da la Muerte’ atravesaba el pueblo, cerca de donde está el puente sobre el río Kwai. En las cercanías del reconstruido puente hay monumentos como un cementerio de guerra para los aliados y un museo de guerra.

En lo concerniente a la economía, Kanchanaburi ha prosperado todos estos últimos años. Entre las industrias importantes se incluyen el azúcar, los productos agrícolas y las joyas. El turismo también es una fuente principal de ingresos para los locales, a pesar de que la mayoría está involucrado en actividades agrícolas. La población de la provincia está conformada por tribus Thai, Mon y Karen, la mayoría de los cuales son gente que vive en el campo y disfruta viviendo de forma simple y respetando la naturaleza. Además, todavía hoy en día se toca música y realizan bailes folclóricos que se remontan al menos a 500 años atrás.
A solamente dos horas de Bangkok, es posible acceder a Kanchanaburi por carretera o tren, el cual incluye viajes de atractivo turístico durante el día los fines de semana y festivos; estos trenes especiales para los fines de semana poseen un precio razonable y permiten aventuras sin problemas y agradables. Incluso el clima de Kanchanaburi, fresco gracias a la altitud, los bosques y los ríos, es un grato respiro al calor y la congestión de la cercana capital.

La ciudad de Kanchanaburi, la capital de la provincia de Kanchanaburi, es una ciudad turística popular; pintoresca y digna de visitar por derecho propio, frecuentemente es visitada como base de operaciones para la exploración de las muchas atracciones culturales, naturales e históricas de la zona rural circundante. Ubicada en la confluencia de los ríos Kwai Noi y Kwai Yai Rivers, Kanchanaburi se encuentra en el origen del río Mae Klong, y estas majestuosas masas de agua son características propias de la ciudad.

La ciudad original de Kanchanaburi fue fundada por el Rey Rama I como primera línea de defensa contra los birmanos, que creía que podrían usar la vieja ruta de invasión a través del Paso de las Tres Pagodas en la frontera de Siam-Myanmar. Según la mayoría de los historiadores, la antigua ciudad de Kanchanaburi estaba ubicada cerca de Ban Lat Ya, una pequeña ciudad situada aproximadamente 16 kilómetros al norte de la ciudad actual. La capital provincial actual es una ciudad relativamente nueva, construida por el Rey Rama III en 1833.

La ciudad misma es un lugar para relajarse, admirar el agua desde las riberas del río, dentro de una casa flotante o uno de los restaurant a las orillas de del mismo. A muchos visitantes les gusta descansar a lo largo del río con una bebida fresca y un buen libro. Muchos de ellos en principio vienen aquí solo un par de días, pero se quedan semanas para explorar todas las atracciones de la zona rural circundante. Además de visitar las espectaculares cascadas, los exuberantes bosques y las tres reservas más grandes de Tailandia, hacer rafting en aguas bravas, hacer senderismo en elefante y jugar al golf son actividades populares entre los visitantes. Kanchanaburi es un excelente destino turístico para los amantes de la naturaleza.

foodanddrink Comidas y bebidas

Debido a sus maravillosos paisajes y a su encantadora belleza, Kanchanaburi se ha convertido en un importante destino turístico, con atracciones que incluyen varias cascadas muy conocidas, cuevas habitadas en su día por hombres del neolítico, inmaculados parques nacionales, ríos mansos, bosques vírgenes y varios reservas enormes. En conjunto, todas estas atracciones ofrecen una experiencia fascinante tanto para los visitantes que vienen por primera vez como para los que vuelven de nuevo. Ya sea pesca, rafting, navegar en canoa, hacer bicicleta de montaña, observación ornitológica, mirar las estrellas, golf, excursiones en elefante y por la jungla, o incluso vivir en una balsa de bambú, Kanchanaburi se enorgullece de ofrecerlo todo.

En el norte y en el oeste de Kanchanaburi, el terreno esta compuesto mayormente por montañas y altas planicies, con la cordillera de Thanon Thongchai actuando de barrera natural entre Tailandia y Birmania. En la cordillera está el nacimiento de los dos ríos más importantes de Kanchanaburi, el Maenam Khwae Noi (Pequeño Río Kwai) y el Maenam Khwae Yai (Gran Río Kwai), que forman el famoso Maenam Mae Klong. Gracias a estos dos importantes ríos y a tres reservas de las más grandes de Tailandia, Kanchanaburi tiene varias de las Namtok (cascadas) más grandes de Tailandia, así como numerosos santuarios naturales.

La mayor atracción natural de Kanchanaburi es posiblemente el Paso de las Tres Pagodas, una interrupción de la cordillera Thanon Thongchai que divide Tailandia y Birmania.  Siguiendo una ruta comercial por tierra desde la India, se cree que el budismo llegó a Tailandia sobre el siglo III por este camino. La provincia y el paso fueron controlados por el jemer de Angkor en el siglo XIII, quien construyó una fortaleza aquí (se ha construido un templo jemer de esta época como atracción turística). El reino de Ayutthaya también construyó una guarnición militar por la zona, a pesar de que era por el paso por donde normalmente invadían los birmanos al Siam y finalmente, arrasaron la capital de Ayutthaya. En la II Guerra Mundial, los japoneses construyeron una línea de ferrocarril en el paso usando trabajadores forzados, incluidos prisioneros de guerra occidentales. Conocido después como ‘el tren de la muerte’, la línea de ferrocarril pasaba por el tristemente célebre puente que cruzaba el Río Kwai, protagonista de una película de escaso rigor histórico que gano un Oscar a la mejor película. La zona del Paso de las Tres Pagodas también es el hogar de numerosas tribus de montaña y de otros grupos minoritarios que viven en la zona como refugiados sin país y sin ciudadanía ni en un país ni en el otro. Para los visitantes, es posible obtener visados temporales de un día para cruzar la frontera, ver un poco de Birmania y poder comprar algunos recuerdos exóticos. 

La cuidad de Kanchanaburi está situada en el punto donde se unen los ríos Khwae Noi y Khwae Yai y forman el Maenam Mae Klong. El conocido ‘Tren da la Muerte’ atravesaba el pueblo, cerca de donde está el puente sobre el río Kwai. En las cercanías del reconstruido puente hay monumentos como un cementerio de guerra para los aliados y un museo de guerra.

En lo concerniente a la economía, Kanchanaburi ha prosperado todos estos últimos años. Entre las industrias importantes se incluyen el azúcar, los productos agrícolas y las joyas. El turismo también es una fuente principal de ingresos para los locales, a pesar de que la mayoría está involucrado en actividades agrícolas. La población de la provincia está conformada por tribus Thai, Mon y Karen, la mayoría de los cuales son gente que vive en el campo y disfruta viviendo de forma simple y respetando la naturaleza. Además, todavía hoy en día se toca música y realizan bailes folclóricos que se remontan al menos a 500 años atrás.
A solamente dos horas de Bangkok, es posible acceder a Kanchanaburi por carretera o tren, el cual incluye viajes de atractivo turístico durante el día los fines de semana y festivos; estos trenes especiales para los fines de semana poseen un precio razonable y permiten aventuras sin problemas y agradables. Incluso el clima de Kanchanaburi, fresco gracias a la altitud, los bosques y los ríos, es un grato respiro al calor y la congestión de la cercana capital.

La ciudad de Kanchanaburi, la capital de la provincia de Kanchanaburi, es una ciudad turística popular; pintoresca y digna de visitar por derecho propio, frecuentemente es visitada como base de operaciones para la exploración de las muchas atracciones culturales, naturales e históricas de la zona rural circundante. Ubicada en la confluencia de los ríos Kwai Noi y Kwai Yai Rivers, Kanchanaburi se encuentra en el origen del río Mae Klong, y estas majestuosas masas de agua son características propias de la ciudad.

La ciudad original de Kanchanaburi fue fundada por el Rey Rama I como primera línea de defensa contra los birmanos, que creía que podrían usar la vieja ruta de invasión a través del Paso de las Tres Pagodas en la frontera de Siam-Myanmar. Según la mayoría de los historiadores, la antigua ciudad de Kanchanaburi estaba ubicada cerca de Ban Lat Ya, una pequeña ciudad situada aproximadamente 16 kilómetros al norte de la ciudad actual. La capital provincial actual es una ciudad relativamente nueva, construida por el Rey Rama III en 1833.

La ciudad misma es un lugar para relajarse, admirar el agua desde las riberas del río, dentro de una casa flotante o uno de los restaurant a las orillas de del mismo. A muchos visitantes les gusta descansar a lo largo del río con una bebida fresca y un buen libro. Muchos de ellos en principio vienen aquí solo un par de días, pero se quedan semanas para explorar todas las atracciones de la zona rural circundante. Además de visitar las espectaculares cascadas, los exuberantes bosques y las tres reservas más grandes de Tailandia, hacer rafting en aguas bravas, hacer senderismo en elefante y jugar al golf son actividades populares entre los visitantes. Kanchanaburi es un excelente destino turístico para los amantes de la naturaleza.

shopping Compras

Debido a sus maravillosos paisajes y a su encantadora belleza, Kanchanaburi se ha convertido en un importante destino turístico, con atracciones que incluyen varias cascadas muy conocidas, cuevas habitadas en su día por hombres del neolítico, inmaculados parques nacionales, ríos mansos, bosques vírgenes y varios reservas enormes. En conjunto, todas estas atracciones ofrecen una experiencia fascinante tanto para los visitantes que vienen por primera vez como para los que vuelven de nuevo. Ya sea pesca, rafting, navegar en canoa, hacer bicicleta de montaña, observación ornitológica, mirar las estrellas, golf, excursiones en elefante y por la jungla, o incluso vivir en una balsa de bambú, Kanchanaburi se enorgullece de ofrecerlo todo.

En el norte y en el oeste de Kanchanaburi, el terreno esta compuesto mayormente por montañas y altas planicies, con la cordillera de Thanon Thongchai actuando de barrera natural entre Tailandia y Birmania. En la cordillera está el nacimiento de los dos ríos más importantes de Kanchanaburi, el Maenam Khwae Noi (Pequeño Río Kwai) y el Maenam Khwae Yai (Gran Río Kwai), que forman el famoso Maenam Mae Klong. Gracias a estos dos importantes ríos y a tres reservas de las más grandes de Tailandia, Kanchanaburi tiene varias de las Namtok (cascadas) más grandes de Tailandia, así como numerosos santuarios naturales.

La mayor atracción natural de Kanchanaburi es posiblemente el Paso de las Tres Pagodas, una interrupción de la cordillera Thanon Thongchai que divide Tailandia y Birmania.  Siguiendo una ruta comercial por tierra desde la India, se cree que el budismo llegó a Tailandia sobre el siglo III por este camino. La provincia y el paso fueron controlados por el jemer de Angkor en el siglo XIII, quien construyó una fortaleza aquí (se ha construido un templo jemer de esta época como atracción turística). El reino de Ayutthaya también construyó una guarnición militar por la zona, a pesar de que era por el paso por donde normalmente invadían los birmanos al Siam y finalmente, arrasaron la capital de Ayutthaya. En la II Guerra Mundial, los japoneses construyeron una línea de ferrocarril en el paso usando trabajadores forzados, incluidos prisioneros de guerra occidentales. Conocido después como ‘el tren de la muerte’, la línea de ferrocarril pasaba por el tristemente célebre puente que cruzaba el Río Kwai, protagonista de una película de escaso rigor histórico que gano un Oscar a la mejor película. La zona del Paso de las Tres Pagodas también es el hogar de numerosas tribus de montaña y de otros grupos minoritarios que viven en la zona como refugiados sin país y sin ciudadanía ni en un país ni en el otro. Para los visitantes, es posible obtener visados temporales de un día para cruzar la frontera, ver un poco de Birmania y poder comprar algunos recuerdos exóticos. 

La cuidad de Kanchanaburi está situada en el punto donde se unen los ríos Khwae Noi y Khwae Yai y forman el Maenam Mae Klong. El conocido ‘Tren da la Muerte’ atravesaba el pueblo, cerca de donde está el puente sobre el río Kwai. En las cercanías del reconstruido puente hay monumentos como un cementerio de guerra para los aliados y un museo de guerra.

En lo concerniente a la economía, Kanchanaburi ha prosperado todos estos últimos años. Entre las industrias importantes se incluyen el azúcar, los productos agrícolas y las joyas. El turismo también es una fuente principal de ingresos para los locales, a pesar de que la mayoría está involucrado en actividades agrícolas. La población de la provincia está conformada por tribus Thai, Mon y Karen, la mayoría de los cuales son gente que vive en el campo y disfruta viviendo de forma simple y respetando la naturaleza. Además, todavía hoy en día se toca música y realizan bailes folclóricos que se remontan al menos a 500 años atrás.
A solamente dos horas de Bangkok, es posible acceder a Kanchanaburi por carretera o tren, el cual incluye viajes de atractivo turístico durante el día los fines de semana y festivos; estos trenes especiales para los fines de semana poseen un precio razonable y permiten aventuras sin problemas y agradables. Incluso el clima de Kanchanaburi, fresco gracias a la altitud, los bosques y los ríos, es un grato respiro al calor y la congestión de la cercana capital.

La ciudad de Kanchanaburi, la capital de la provincia de Kanchanaburi, es una ciudad turística popular; pintoresca y digna de visitar por derecho propio, frecuentemente es visitada como base de operaciones para la exploración de las muchas atracciones culturales, naturales e históricas de la zona rural circundante. Ubicada en la confluencia de los ríos Kwai Noi y Kwai Yai Rivers, Kanchanaburi se encuentra en el origen del río Mae Klong, y estas majestuosas masas de agua son características propias de la ciudad.

La ciudad original de Kanchanaburi fue fundada por el Rey Rama I como primera línea de defensa contra los birmanos, que creía que podrían usar la vieja ruta de invasión a través del Paso de las Tres Pagodas en la frontera de Siam-Myanmar. Según la mayoría de los historiadores, la antigua ciudad de Kanchanaburi estaba ubicada cerca de Ban Lat Ya, una pequeña ciudad situada aproximadamente 16 kilómetros al norte de la ciudad actual. La capital provincial actual es una ciudad relativamente nueva, construida por el Rey Rama III en 1833.

La ciudad misma es un lugar para relajarse, admirar el agua desde las riberas del río, dentro de una casa flotante o uno de los restaurant a las orillas de del mismo. A muchos visitantes les gusta descansar a lo largo del río con una bebida fresca y un buen libro. Muchos de ellos en principio vienen aquí solo un par de días, pero se quedan semanas para explorar todas las atracciones de la zona rural circundante. Además de visitar las espectaculares cascadas, los exuberantes bosques y las tres reservas más grandes de Tailandia, hacer rafting en aguas bravas, hacer senderismo en elefante y jugar al golf son actividades populares entre los visitantes. Kanchanaburi es un excelente destino turístico para los amantes de la naturaleza.